Pasar al contenido principal
1 min. de lectura

La impresión personal acerca de que vuelva a ser electo un presidente que pertenece al partido que es el más corrupto en la historia no me causa miedo, me causa lástima.
Lástima hacia esas personas que no creen que se puede vivir mejor, que prefieren cobrar unos pocos pesos para comer ése día a cambio de un voto y mañana seguir limpiando parabrisas en las esquina para juntar otro tanto y comer un día más...
Lástima para aquellos que no creen en crecer honestamente, que no condenan una concesión corrupta que causó la muerte de 49 niños inocentes y que seguirá impune...
Lástima de aquellos que se saben cobardes, deshonestos e ignorantes y que no les importa que así sigan ellos y sus hijos, mientras se puedan conservar las apariencias...
Lástima de aquellos que incluso hacían lo que creían correcto, pero sintiéndose tontos porque su decisión no les daría un beneficio económico de inmediato...
Lo que siento de una sociedad como ésta es lástima, pero trato de sobrellevar la lástima que siento por mí misma y mi familia que vive en un país dónde la mayoría es merecedora de lástima, pero que no son todos, trato de dejar el sentimiento de impotencia a un lado, porque tengo que salir a trabajar y ocuparme de mis responsabilidades para demostrarle a mis hijos que sí se puede evolucionar, que el cambio es un proceso de cada día y que fracasa sólo el que no lo intenta más, el que cae en la desesperanza.

Añadir nuevo comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.