Pasar al contenido principal

abrazos

Mi primer abrazo

Recuerdo con cariño cada vez que mi abuela y padres, comentaban que yo de bebé era tan buena, lo decían con cierta melancolía, porque a medida que crecía me convertí en una persona bastante incómoda, cuestionadora e impertinente.

Se quedaban viendo hacia el horizonte como tratando de traer a su mente la imagen de esa bebé en su cuna, tomando biberon aún antes de poderlo sujetar con sus propias manos, porque lo acomodaban entre toallas y cuando volvían encontraban el biberon vacío y la bebé durmiendo.

Etiquetas

2 min. de lectura
Suscribirse a abrazos