Pasar al contenido principal

Caballito de mar

Nombre del autor

Montserrat Serramiá

Información biográfica

Emprendedora, esposa enamorada y orgullosa mamá. | 
Soy una mujer que aprendió a ser como esa mujer que hubiera querido ser desde niña. | 
No tengo todo lo que quiero, pero quiero mucho todo lo que tengo.

Artículos

Tercera revelación: Una cuestión de energía

Desde niña soy cuestionadora, ¿Por qué debo creer esto o lo otro? Siempre busqué las pruebas de todo lo que me enseñaran, cuestionándolo todo, es más, como me dijo mi ex compañera de la secundaria después de 25 años, "Montse, ¿te acuerdas qué incrédula eras?” Cierto, así era yo. ¿Alguna vez sentiste que te rebalsabas interiormente cuando captabas la atención de muchos? Tal vez se confundía con el miedo, la vergüenza, la excitación...

3 min. de lectura

Segunda revelación: Un ahora más permanente

Hasta que leí este libro, la historia no tenía mucha importancia para mí, siempre me parecían aburridos mis profesores de historia, sin embargo esta revelación me hizo darme cuenta que mi personalidad era reflejo de la vida que tuvieron mis padres y abuelos, que mi entorno había erosionado mi conducta inocente desde el mismo día en que nací, incluso antes, cuando alcanzaba a oir los latidos de mi madre y sentía las emociones que ella emanaba.

2 min. de lectura

LA LIBERACIÓN DE AUSCHWITZ Se cumplieron 65 años.

El 27 de enero de 1945, el ejército soviético ingresó a Auschwitz, Birkenau y Monowitz y liberó a alrededor de 7.000 prisioneros, que en su mayoría se encontraban enfermos y moribundos.

Se estima que las SS y la policía deportaron al complejo de Auschwitz a por lo menos 1,3 millones de personas entre 1940 y 1945. De estos deportados, 1,1 millones fueron asesinados por las autoridades del campo. Esta es la transcripción de la descripción de Leo Schneiderman, nacido en 1921 en Lodz, Polonia: "Era tarde la noche en que llegamos a Auschwitz.

1 min. de lectura

Las revelaciones que cambiaron mi vida

En el caballito mar, cuento cuando la joven se hunde, fui yo, pero honestamente, no fue lo peor que me pasó en la vida. De hecho, aún no estaba preparada para enfrentar lo que debía enfrentar, hundida como me sentía leí un libro que encontré por coicidencia en un centro comercial y me despertó, me levantó, y puso a flote para seguir mi viaje con las fuerzas necesarias para enfrentar lo que debía.
Entonces ése libro fue mi caballito de mar y quiero compartirlo con ustedes: LA PRIMERA REVELACIÓN!

1 min. de lectura

Una mujer refugió en su casa a 300 Haitianos

Un nuevo grupo en facebook está buscando más ayuda.

El creador del grupo explica que su mamá se encuentra en Haiti con refugiados en el patio de su casa... no tienen agua, ni comida ni ropa... necesitan nuestra ayuda!!!!! Marilou Roy, nacionalizada mexicana, estaba en Haití en la casa de su padre para pasar las fiestas navideñas y ayudar a su hermano, cuando sucedió la tragedia embargó en su casa a las personas que no tenían donde pasar la noche.

1 min. de lectura

¿Por qué un caballito de mar en Hechos heroicos?

Cuando decidí estudiar Ingeniería en sistemas de información a mis compañeras de estudios les parecía aburrido, en ése entonces no habían mouse ni imágenes animadas, los sistemas operativos eran de fondo negro y los comandos se escribían en letras cuadradas de color ocre, verdes o blancas, pero lo que me atraía era programar, planear los pasos a seguir, prevenir y tener todo bajo control.

2 min. de lectura

¿Por qué un caballito de mar?

Había una vez una niña que soñaba con cruzar el mar, y con el tiempo más crecía su idea de llegar lejos. La gente que la conocía, a menudo se burlaba de sus ambiciones y eso en lugar de hacerla pensar que era imposible, le generaba un enojo y mayor deseo de llegar a demostrarles que sí era capaz.

2 min. de lectura

Las tortugas necesitan muchos Héroes

León entusiasmado cuenta su experiencia: Tenía 7 años cuando con sus papás y hermano menor pasó unos días de vacaciones en la costa de Playa Ventura, Guerrero, México.

En el atardecer cuando las gaviotas se alejaban de la playa, aparecía un lugareño con su hijo Brian, algo menor que León, trayendo una cubeta; los turistas se acercaban y también él lo hizo, la cubeta tenía pequeñas tortugas que inquietas buscaban el mar instintivamente…

1 min. de lectura