Pasar al contenido principal

Porque son sólo míos......

2 min. de lectura

Cierra sus ojos, mientras suena el Notturno in Do minore de Chopin, respira la noche, persigue su sentir que brinca de una nota a otra, le siguen sus emociones que de tanto ir y venir se han quedado exhaustas, unos dedos extraños acarician su rostro,  las manos de su amante se posan en su cuerpo desnudo. Abre sus ojos y busca con la mirada los labios que le acarician, pero sus besos son ajenos,..... Porque sus besos son solo míos. Cierra sus ojos, mientras suena el Notturno in Do minore de Chopin, respira la noche, persigue su sentir que brinca de una nota a otra, le siguen sus emociones que de tanto ir y venir se han quedado exhaustas, unos dedos extraños acarician su rostro,  las manos de su amante se posan en su cuerpo desnudo. Abre sus ojos y busca con la mirada los labios que le acarician, pero sus besos son ajenos,..... Porque sus besos son solo míos. La música continua las notas que suben y bajan parecen entender lo que siente en su vientre y corazón, no hay marcha atrás cierra los ojos para que no se distinga la mentira de su mirada, mientras inunda su nariz en los cabellos de su amante y ni la textura, ni el suave perfume de esos mechones son parecidos a los que guarda en la memoria de su cuerpo. Se incorpora para contemplar el rostro y el contorno de ese cuerpo, entonces, justifica su presencia en ese sitio. Permanece sobre aquello que le provoca placer en su piel pero no en los latidos que bombean la sangre caliente que recorre todo su cuerpo. En esos latidos que se esfuerzan por sentir porque son ajenos…. Porque sus latidos son solo míos. Trata de secuestrar sus pensamientos mientras la humedad de su amante resbala por su piel hasta las sabanas, siente el desahogo del momento. Concentrados ambos le van robando minutos al reloj y el compas de las manecillas pasa lentamente. Se esfuerzan por  adueñarse de sus pensamientos mientras evocan una sonrisa de amantes que los trae de nuevo al letargo póstumo del orgasmo que se confunde entre el sudor y el cansancio. Ella recorre la habitación con la mirada recargando la cabeza en el pecho de su amante. Él se cubre el rostro con su brazo tapando sus ojos y su vergüenza disfrazada  en un engaño viril de satisfacción. Porque ambos saben que son ajenos…. Porque en otra habitación y en otro tiempo habrán otros amantes recordándoles…. Porque será sólo tuya … Porque sus recuerdos serán sólo míos. 

Añadir nuevo comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.