Pasar al contenido principal

El comunismo

El  comunismo
2 min. de lectura

Cuando empecé a convivir con otros seres humanos distintos a mi propia familia, me encontré con que los ideales con los que había  sido educado eran diferentes a lo estándar, tanto en lo religioso como en lo social.

En aquel entonces me jactaba de ser ateo, hoy cambié,  digo que soy agnóstico; en aquel entonces me jactaba de ser comunista, hoy sigo jactándome de lo mismo. Hablemos hoy del comunismo.

Viviendo en México los años más arduos de la “guerra fría” y estando tan cerca de EEUU (y tan lejos de dios, como diría Don Porfirio) era lógico y evidente que toda la información que nos llegaba sobre el comunismo era negativa y falseada.  

Inundados por la propaganda Yanqui que mal informaba al occidente, todo mundo pensaba que el comunismo era una filosofía negativa, que coartaba las garantías individuales, que le quitaba a las personas el YO.

Para poner un ejemplo, alguna vez un compañero del colegio me dijo que los comunistas se comían a los niños, que las mujeres eran esclavas y que los hombres iban desnudos por la calle.

El problema principal de Carlos Marx al plantear el comunismo es que se adelantó, probablemente, siglos a la evolución de la raza humana. Cabe mencionar que el comunismo solo quedó en la teoría, solo se llegó al Socialismo, que  es un estadío anterior, este socialismo no  fue ideal, sin dudas.

Y es que el ser humano se encuentra en una etapa en la cual se privilegia el poder y el dinero sobre todas las cosas, ya sea la propia naturaleza o su propio congénere de la raza humana. El ser humano no está preparado aún para dejar de lado su ambición y falta de cordura.

Por eso, el socialismo fracasó. En realidad fuimos los seres humanos los que fracasamos, el ideal comunista sigue allí, esperando. Leí el “Capital” antes de los 15 y el “Manifiesto Comunista” años después, y en esencia el comunismo plantea ideas que sorprenderían a más de uno, por ejemplo: la necesidad de que la industrialización respete  el medio ambiente manteniendo el equilibrio entre lo que se saca y lo que se le da a la tierra, el peligro que implica la sobrexplotación de los recursos naturales, el comunismo habla también del respeto y el valor del trabajo de todos; sin importar qué parte de la cadena productiva desempeñe, para el comunismo la educación  es la base de toda la sociedad; la ignorancia genera desigualdad, habla de que así como el ser  humano destruye todo a su paso, también es capaz de revertir su destrucción para convertirla en creación;  el comunismo habla de igualdad, de un mundo dónde el hombre no explote al hombre; el comunismo habla de un mundo sin fronteras, sin divisiones, ya sea económicas, raciales o  religiosas; el comunismo plantea el futuro de la industrialización; donde las maquinas harán todo el trabajo y los hombres se dediquen solo a cultivarse intelectualmente primero en lo individual y después en lo colectivo, contrario a lo que se dice, el comunismo promueve la superación de las personas como individuos, ya que así su aportación al  colectivo es superior y lleva así a una sociedad cada vez más evolucionada.

A pesar de la forma en que lo desprestigiaron, tanto sus detractores como los que trataron de llevarlo a la práctica; yo creo en él porque habla de las capacidades del ser humano para ser mejor, de reponerse, levantarse y aprender de sus errores, porque creo que el hombre es algo más que un depredador insaciable.

Añadir nuevo comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.